Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/38/d597996783/htdocs/clickandbuilds/MentalMadrid/wp-content/themes/Divi/includes/builder/functions.php on line 4867
¿Cómo puedo conseguir la estabilidad en el Trastorno Bipolar?

¿Cómo puedo conseguir la estabilidad en el Trastorno Bipolar? Seguramente esta frase es una de las que más se han repetido los pacientes que padecen este trastorno.

No es la primera vez que escribimos sobre Trastorno Bipolar. En post anteriores hemos hablado sobre ¿Qué es el trastorno bipolar?, así como si ¿Está asociado el trastorno bipolar con la creatividad?

En esta ocasión, proporcionamos algunas claves que ayudarán a conseguir la estabilidad de este tipo de trastornos. En concreto, hablaremos sobre qué tipo de cosas son necesarias para llegar a una fase de estabilidad (o eutimia) dentro del trastorno bipolar.

Muchas de las pautas que aquí se ofrecen también pueden aplicarse para cualquier otro trastorno mental.

Comenzaremos definiendo brevemente en qué consiste el trastorno bipolar. Para ampliar información, se pueden visitar los post mencionados anteriormente.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar se caracteriza por episodios de manía, hipomanía y/o depresión, dejando en multitud de ocasiones síntomas subsindrómicos interepisódicos y deteriorando el funcionamiento psicosocial y la calidad de vida de quienes lo padecen.

Así mismo, el trastorno bipolar es una enfermedad cíclica, de evolución impredecible y con un pronóstico muy variable. La evolución de estos cuadros va a estar determinada por múltiples factores.

Por ello, proponemos algunos consejos que ayudarán mucho a su estabilización: deporte, buena alimentación, creación de rutina, higiene del sueño, revisiones y exámenes físicos (tiroides) y buena adherencia al tratamiento farmacológico.

¿Cuáles son los beneficios del deporte en el trastorno bipolar?

trastorno bipolar

Realizar ejercicio físico nos ayuda a mejorar la salud física así como la salud mental.

Es posible que hayas oído hablar en alguna ocasión de la hormona de la felicidad o del bienestar. Se trata de la serotonina. Esta hormona, en niveles moderados, nos provoca sensaciones de satisfacción, relajación y aumento de la autoestima; sin embargo, a niveles bajos nos provoca sentimientos de irritabilidad, tristeza, ansiedad y depresión.

Durante y después del tiempo en el que realizamos deporte, nuestro cuerpo segrega este tipo de endorfinas que hace que se reduzcan los síntomas de depresión y ansiedad. Esto ayuda a mantener un estado anímico estable y duradero, tan importante en la estabilización o fase eutímica del trastorno bipolar.

También la práctica deportiva hace que se incremente nuestra producción de noradrenalina, cuyas funciones son (entre otras), moderar o reducir la respuesta que nuestro cerebro hace ante situaciones estresantes.

¿Cómo ajustar el deporte en relación a la fase en la que la persona se encuentra?

Es importante tener en cuenta la fase en la que el paciente con trastorno bipolar se encuentra.

Si nos encontramos en una fase depresiva, es importante que nuestro nivel de exigencia física no sea excesivamente alta, sino es muy probable que nos encontremos con frustración al sentirnos incapaces de llevar a cabo los objetivos marcados.

Sin embargo, en una fase maníaca hemos de tener cuidado para que el ejercicio no sea excesivamente exigente, ya que es una fase en la que la persona se siente con mucha fuerza para afrontarlo sin dificultad. Esto puede llegar a ser contraproducente, aumentando así el nivel de euforia o incluso es posible que se produzcan lesiones.

¿Cómo influye la alimentación en el trastorno bipolar?

Los hábitos alimenticios son otra de las claves que se deben tener en cuenta y ajustar en las personas que sufren de un trastorno bipolar. Normalmente, en fases depresivas las personas tienden a ingerir menos alimentos de los que necesitan. En cambio, en fases maníacas o hipomaníacas suelen realizar mayor número de ingestas y en grandes cantidades. Por este motivo se pueden notar cambios de peso.

alimentación en trastorno bipolar

Así, cuando la persona que padece el trastorno bipolar se encuentra en una fase depresiva, puede ayudar a regular su nivel de serotonina una dieta rica en triptófano.

El triptófano es un aminoácido que regula de forma natural este tipo de endorfinas, tan necesarias para mantener un buen estado anímico. Algunos de los alimentos ricos en triptófano pueden ser: arroz, huevos, carne de pavo o pollo, lácteos, frutos secos (almendras, nueces, anacardos…) frutas como el plátano, aguacate, piña; legumbres como los garbanzos o lentejas; el chocolate negro…

Cuando la persona se encuentra en una fase maníaca o hipomaníaca es importante que se evite el consumo de azúcares, cafés o cualquier tipo de estimulante. Esto nos ayudará a mantener equilibrado nuestro nivel de dopamina, hormona que a niveles altos está relacionada con las fases maníacas del trastorno bipolar.

Por ello, combinar una dieta equilibrada con algo de ejercicio físico ayudará a mantener o precipitar la entrada de una fase eutímica y conseguir el curso estable del trastorno bipolar.

¿Por qué se le da tanta importancia a mantener una rutina establecida en el trastorno bipolar?

Establecer una rutina y organización diaria es uno de los pilares fundamentales para conseguir la estabilidad de un trastorno bipolar o cualquier otro tipo de trastorno como por ejemplo la depresión. ¿Pero… por qué?

Principalmente se debe a que cuando nos organizamos (tenemos planes establecidos, actividades organizadas y planificadas, objetivos a corto plazo, etc…) no dejamos lugar a la incertidumbre (que en muchas ocasiones nos crea o aumenta el malestar). Esto nos permite ajustarnos a cada situación sabiendo qué esperar y ayuda a contrarrestar los pensamientos y síntomas de cualquier condición de salud mental o trastorno, lo que también se traduce en reducir la fatiga por la toma de decisiones.

Por tanto, al estar organizados estaremos preparados para saber en cada momento del día qué tenemos que hacer, centrar la atención en aquella actividad o rutina que estamos llevando a cabo, así como organizarnos para la rutina o actividad que nos tocará hacer, reduciendo así los pensamientos o emociones negativas que aparecen cuando nos encontramos con mucha inactividad (síntomas depresivos como sentimientos de vacío emocional, poca valía personal, desmotivación, anhedonia, anergia…).

trastorno bipolar

Además, nos da pistas sobre cómo está siendo la fase en la que persona se encuentra, ya que si la persona que padece trastorno bipolar comienza a salirse de esta rutina, aumentando así el número de objetivos o actividades, es bastante probable que se encuentre frente a una fluctuación y en camino hacia una fase maníaca o hipomaníaca.

Sin duda, cumplir objetivos a corto plazo, tener planificadas actividades y llevarlas a cabo, nos proporcionará mayor placer y nos llenará de un sinfín de emociones positivas (seguridad, mayor bienestar de nuestro estado anímico, aumento de la autoestima, sentimientos de mayor valía personal, motivación…)

Por último, destacar que dentro de la rutina se encuentra nuestra propia higiene del sueño, otro de los elementos importante para conseguir la estabilidad emocional.

¿Cómo influyen las horas de sueño en las personas que padecen este trastorno?

Cada persona necesita unas horas determinadas para dormir y poder descansar. De media, los adultos necesitamos en torno a unas 7 u 8 horas diarias de sueño para tener una buena salud, así como un funcionamiento mental óptimo.

trastorno bipolar

En las personas que padecen trastorno bipolar, el sueño, al igual que la alimentación y el ejercicio físico, se ve bastante fluctuado.

En las fases depresivas, una persona con trastorno bipolar suele dormir muchas más horas de las habituales. Sin embargo, en una fase maníaca, con pocas horas de sueño la persona se siente enérgica para afrontar el día.

Tenemos que tener en cuenta que el descanso es una de las bases de nuestro estado anímico. Si dormimos pocas horas, nos encontramos con sentimientos de mayor irritabilidad, frustración y enfado, nos adaptaremos mucho peor a las situaciones, nuestro nivel de atención bajará considerablemente, etc.

Dormir proporciona a nuestro cuerpo y a nuestro cerebro el descanso necesario para enfrentarnos al día con un equilibro emocional. Hace que se mejore la reacción a los factores de estrés, que tengamos una mejora en nuestra toma de decisiones, que nos sintamos más alerta frente a diferentes estímulos o incluso que nos encontremos mucho más optimistas.

Reloj biológico en Trastorno Bipolar

Hemos de tener en cuenta que todos tenemos un reloj biológico que se encuentra sincronizado con la luz externa. En condiciones naturales, este reloj se activa al acabar el día y disminuir así la luz solar, de manera que comenzamos a notar poco tiempo después una sensación mayor de somnolencia. Así mismo, la privación de luz natural sustitutiva por luz artificial, televisores, etc, puede hacer que este reloj biológico no funcione de forma correcta, desregulando así el tiempo de la somnolencia y no activándolo hasta varias horas más tarde.

Toda esta organización e higiene del sueño, la conseguiremos realizando ejercicio físico así como manteniendo una rutina marcada y alimentación sana y variada.

¿Está asociado la desregulación de la glándula tiroidea con el trastorno bipolar?

Uno de los factores que influyen de forma negativa en el curso clínico del trastorno bipolar es la alteración de la glándula tiroidea. Esto se debe a que el principal estabilizador utilizado en el tratamiento farmacológico para personas con trastorno bipolar, el litio, ejerce efectos numerosos sobre la fisiología de la glándula tiroidea.

tiroides

La tiroides o glándula tiroidea, produce unas hormonas que potencian o inhiben los sistemas neurotransmisores de serotonina y noradrenalina en nuestro cerebro (recordemos que, como hemos comentado anteriormente, son dos hormonas que influyen de forma directa en la regulación del estado anímico).

Así mismo, el litio, con buena adherencia farmacológica, ofrece a largo plazo una importante protección a los pacientes con trastorno bipolar contra el riesgo de suicidio, ya que está comprobado que es un estabilizador del ánimo, con carácter preventivo sobre las recaídas.

En pacientes que presentan trastorno bipolar, se deben aumentar las cantidades de litio para poder reforzar los mecanismos reguladores del estado anímico y evitar situaciones de euforia y depresión.

Por ello, es muy importante que las personas con trastorno bipolar puedan regularmente hacerse revisiones y analíticas donde se pueda evaluar cómo se encuentra la glándula tiroidea y conseguir una mayor estabilidad anímica.

¿Cómo se puede conseguir la estabilidad si no se es consciente de los pródromos entre fases?

Es muy importante que este tipo de pautas se lleven a cabo para conseguir la estabilidad del trastorno bipolar.

En los casos en los que los pacientes tienen fluctuaciones muy rápidas, es recomendable y muy eficaz, la figura del acompañante terapéutico para poder llegar a cumplir los objetivos, que por si solos, la persona afectada de trastorno bipolar no consigue llevar a cabo.

Equipo MentalMadrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies