En post anteriores, explicábamos diferentes aspectos relacionados con la depresión. Es bastante probable que la mayor parte de nosotros, en algún momento determinado o en varios a lo largo de nuestra vida, atravesemos etapas complicadas en las que nos sintamos deprimidos. Contar en estos episodios con un psicólogo a domicilio resulta fundamental.

¿Cuáles son los síntomas principales de la depresión?

La persona que tiene depresión puede sentir varios o todos los síntomas de la siguiente lista, en mayor o menor intensidad:

  • Tristeza muy profunda la mayor parte del día.
  • Pérdida de interés por las actividades de las que antes disfrutaba.
  • Cambio en los patrones de sueño: o bien se tiene más sueño del habitual o bien presenta insomnio.
  • Cambio en los patrones de alimentación y de peso: pérdida o aumento de apetito con el consiguiente aumento o descenso de peso.
  • Falta de energía, cansancio y fatiga.
  • Dificultad para concentrarnos, indecisión, dificultad para tomar decisiones.
  • Pensamientos de muerte, de miedo a la muerte o ideas suicidas.

Estos síntomas suelen interferir con el desarrollo de las actividades de la vida de la persona, como pueden ser el trabajo, los estudios, las relaciones sociales, la familia, etc.  En este sentido, cuando una persona tiene depresión le cuesta cumplir con sus obligaciones, pasa mucho tiempo encerrada o aislada (porque no encuentra placer en las relaciones sociales), y además no parece disfrutar de ninguna actividad, sintiéndose incapaz de afrontar su día a día. 

¿Por qué un psicólogo a domicilio cuando hay depresión?

Cuando una persona tiene depresión suele querer esperar a estar bien para hacer cosas pero lo que en realidad ocurre es que necesita hacer cosas para estar bien. Es importante que la persona que tiene depresión se convierta en una parte activa en el tratamiento, lo cual es complicado debido a que la persona con depresión se suele sentir sin fuerzas, sin motivación y sin ganas. Por este motivo es muy valioso poder contar con la figura del psicólogo a domicilio.

Como comentamos, es muy importante conseguir que la persona que tiene depresión se active, que consiga poco a poco ir retomando su rutina diaria y su vida, ya que en estos episodios suelen abandonarla en cierta medida Pero ¿por qué es tan importante conseguir que la persona se active? Numerosos estudios han confirmado la estrecha relación que existe entre el pensamiento, la conducta y la emoción, de manera que un cambio en un factor supondrá, con mayor probabilidad, un cambio en el mismo sentido en el resto. Es decir, cuando una persona presenta pensamientos negativos, con mayor probabilidad su emoción tendrá un carácter egodistónico para ella (negativo), y esto favorecerá que la persona no tenga ganas de hacer nada y se muestre inactiva. En el otro sentido, cuando una persona tiene pensamientos de carácter agradable o positivo, es más probable que se sienta bien, y por tanto que tenga más ganas de realizar actividades. Los tres factores suelen ir en consonancia.

La bibliografía referente a los tratamientos para la depresión dejan clara la importancia que presenta la activación conductual. La falta de actividad propicia que el estado de ánimo y los pensamientos empeoren. Cuando conseguimos que una persona se active y realice actividades que le hagan sentir emociones agradables (como pueden ser: salir a caminar, hacer deporte, ir de compras, leer, tomar algo, ir al cine…) poco a poco irá llenando su vida de emociones positivas que harán más probable que los pensamientos que aparezcan sean positivos también.

La figura del psicólogo a domicilio tiene la ventaja, frente a la terapia tradicional, de conseguir que la persona que tiene depresión sea capaz de activarse al contar con un apoyo in situ que le motiva y le acompaña en cada paso. Movilizarse es mucho más efectivo cuando se cuenta con la figura de un psicólogo a domicilio que realice un acompañamiento terapéutico. Naturalmente, también es importante trabajar en las creencias y pensamientos que alimentan la depresión, profundizando en éstos y colocando en su lugar, poco a poco, pensamientos más realistas y objetivos mediante reestructuración cognitiva. Así mismo, en una gran parte de la población que presenta depresión existe una enorme dificultad no solo para pedir ayuda sino para acudir a las citas, con lo que contar con el psicólogo a domicilio resulta fundamental.

¿De qué servicios puede beneficiarse una persona que tiene depresión?

Desde MentalMadrid ofrecemos diferentes servicios de los que puede beneficiarse cualquier persona en situación de malestar emocional, como puede ser en este caso concreto una persona que presente depresión:

Si te sientes identificado o crees que conoces a alguien que necesite alguno de estos servicios, contáctanos sin compromiso.

¡La primera cita es gratuita!

Equipo MentalMadrid

 

MentalMadrid

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies