Nos encontramos en unas fechas señaladas, en donde los momentos de compartir tiempo y dinero están muy presentes. Son días en los que se hacen muchos regalos, desde pequeños detalles hasta grandes compras y puede que se nos acaben las ideas sobre cómo obsequiar a quienes más apreciamos o a quienes, por el contrario, tenemos que hacer un regalo por compromiso.

Cada regalo que haces habla de ti, de tus necesidades personales y de aquello que quieres transmitirle a la otra persona. Es más, no únicamente el regalo, sino los pequeños detalles que hablan de tu personalidad: el tiempo que inviertes en pensar y comprar el regalo, el nivel de detalle a la hora de envolverlo y presentarlo, si se trata de un regalo personalizado o es uno más estándar, etc.

¿Qué regalos suele hacer cada estilo de personalidad?

Todas las personas contamos, en mayor o en menor medida, con diferentes rasgos de personalidad (obsesivos, narcisistas, dependientes, histriónicos…) que se manifiestan en diferentes momentos y situaciones, cubriendo unas necesidades específicas que estemos teniendo. Esto no significa, ni muchísimo menos, que presentemos una patología o un trastorno de personalidad ya que estos rasgos forman parte de un continuo, que sólo se convierten en un problema cuando llegan a uno de los dos extremos (tanto como por exceso como por defecto) e interfieren en la vida cotidiana de la persona.

En función de qué rasgo esté más presente en la persona, puede que haya una determinada tendencia de personalidad. Comentaremos algunos de ellos.

Personas perfeccionistas

Las personas perfeccionistas, en donde están más presentes los rasgos obsesivos, se asegurarán de que su regalo esté listo con suficiente antelación, de que el envoltorio esté cuidado y en buen estado y de que a la persona le agradará. Suelen ser personas previsoras y un desperfecto en el regalo puede ser motivo para cambiarlo por uno nuevo.

Personas poco empáticas

Las personas con poca capacidad para empatizar y para conocer la necesidad del otro no se esforzarán demasiado en hacer un buen regalo, mirarán más por su propio deseo y es habitual que compren los regalos en el último momento. Además, el envoltorio es algo secundario y no suelen cuidarlo ya que consideran que, al final, es algo que irá a la basura.

Personalidades con rasgos narcisistas

Es habitual que personalidades con rasgos narcisistas obsequien con grandes regalos para sentir que destacan por encima de otros y para hacer sentir al regalado que es tan importante como él. Por eso, puede que invierta grandes cantidades de dinero o regale ediciones especiales y limitadas. Suelen ser regalos que no son sencillos e intentan que para la persona que lo recibe sea un regalo inolvidable.

Personalidades activas y abiertas a la experiencia

Se trata de personas a las que les gusta la novedad y la aventura. No les gusta la rutina y sus regalos suelen ser de tipo no material, como viajes, masajes, un vale para un spa, saltos en paracaídas, etc. Apuestan por regalar experiencias o regalos que se alejen de lo tradicional.

¿Cómo hacer un buen regalo?

Hacer un regalo es algo muy personalizado, por lo que no existen claves generales. Lo más importante es pensar en la otra persona y dejar a un lado por un momento nuestros deseos y gustos personales. Tendremos que dedicar tiempo a descubrir cómo son sus gustos, qué cosas prefiere tener o hacer o si hay algo que necesite o se le haya acabado. Para poder profundizar en ello, puedes preguntar a alguien cercano para que te de nuevas ideas y perspectivas.

A continuación, será recomendable que elabores una lista de todos aquellos objetos o experiencias que podrías regalar y plantees dónde y cuándo puedes comprarlas y si puedes permitírtelas a nivel económico. Es importante tener en cuenta que más no siempre significa mejor. Es decir, puede que un regalo pequeño o barato pero con un alto valor sentimental o con una simbología especial para la persona que lo recibe sea mejor recibido que uno grande y ostentoso.

Por último, cuida los detalles y la entrega. Un buen envoltorio y elegir el momento adecuado son factores que añadirán valor a la experiencia de regalar.

Esperamos que el post haya sido de ayuda.

Desde MentalMadrid os deseamos unas felices fiestas y un próspero Año Nuevo.

Equipo MentalMadrid

MentalMadrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies