¿En qué consiste la anorexia nerviosa? ¿Cuáles pueden ser sus causas? ¿Quién es más vulnerable a presentar anorexia nerviosa? ¿Qué síntomas manifiesta? ¿Cómo podemos tratarlo? ¿Cuál es su pronóstico? Son cuestiones que resolveremos en el post:

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por una restricción de la ingesta alimentaria, lo que da lugar a una considerable pérdida de peso que se mantiene por debajo del mínimo esperable para la edad, sexo o el desarrollo evolutivo de cada persona, hasta llegar en ocasiones a un estado de grave desnutrición.

Esta pérdida de peso originada por la disminución de la ingesta de alimentos, se acompaña frecuentemente de conductas como: autoprovocación del vómito, uso o abuso de laxantes y diuréticos o la práctica de ejercicio físico intenso.

Anorexia

¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?

Existen multitud de factores que probablemente están involucrados en el desarrollo de la anorexia (como las actitudes sociales que promueven prototipos de cuerpos ideales muy delgados), además los genes y las hormonas pueden jugar un papel importante.

Algunos de los factores de riesgo para la anorexia son:

  • Estar más preocupado o prestarle más atención al peso y la figura.
  • Tener un trastorno de ansiedad en la niñez.
  • Tener una imagen negativa de sí mismo.
  • Tener problemas alimentarios durante la lactancia o la primera infancia.
  • Tener ciertas ideas culturales o sociales respecto de la salud y la belleza.
  • Tratar de ser perfeccionista o demasiado centrado en reglas.

¿Cuándo y en quién es más probable que aparezca?

La anorexia generalmente comienza durante la adolescencia o a principios de la edad adulta y es más común en mujeres, aunque también se puede ver en hombres.

Anorexia nerviosa

¿Qué síntomas tiene?

Una persona con anorexia por lo general:

  • Tiene un miedo intenso a aumentar de peso o engordar, incluso cuando su peso es insuficiente.
  • Se niega a mantener el peso en lo que se considera normal para su edad y estatura (15% o más por debajo del peso normal).
  • Tiene una imagen corporal muy distorsionada, está muy concentrada en el peso o la figura y se niega a admitir el peligro de la pérdida de peso.
  • Limita mucho la cantidad de alimento que come, o come y luego se provoca el vómito.
  • Presenta una piel amarillenta o manchada que está reseca y cubierta con un fino vello.
  • Mantiene pensamientos confusos o lentos, junto con mala memoria o capacidad de discernimiento.
  • Puede presentar depresión.
  • Tiene la boca seca.
  • Presenta sensibilidad extrema al frío (usa varias capas de ropa para permanecer caliente)
  • Pierde de la fortaleza ósea y presenta atrofia muscular.

Tratamiento de la anorexia nerviosa

El mayor desafío en el tratamiento de la anorexia nerviosa es ayudar a la persona a reconocer que tiene una enfermedad. La mayoría de las personas que sufren anorexia niegan tener un trastorno alimentario y, con frecuencia, ingresan al tratamiento sólo cuando su afección es grave.

Los objetivos del tratamiento son primero restaurar el peso corporal normal y los hábitos alimentarios.

Se puede necesitar una hospitalización más prolongada si:

  • La persona ha perdido mucho peso (está por debajo del 70% del peso ideal para su edad y estatura). Cuando se trata de una desnutrición grave y probablemente mortal, la persona puede necesitar alimentación intravenosa o una sonda de alimentación.
  • La pérdida de peso continúa incluso con el tratamiento.
  • Se presentan complicaciones médicas, como problemas cardíacos, confusión o niveles bajos de potasio.
  • La persona tiene una depresión grave o piensa cometer un suicidio.

El tratamiento es muy duro y requiere un trabajo intenso por parte de los pacientes y sus familias. Es posible que requiera muchas terapias hasta que el paciente logre vencer este trastorno. La terapia individual cognitivo-conductual, la terapia de grupo así como la terapia de familia han mostrado gran efectividad.

Anorexia

¿Cuál es el pronóstico?

La anorexia nerviosa es un trastorno grave que puede ser potencialmente mortal. Los programas de tratamiento pueden ayudarles a regresar a un peso normal, pero es común que la enfermedad reaparezca.

Las mujeres que desarrollan este trastorno alimentario a una edad temprana tienen una mayor probabilidad de recuperación completa. La mayoría de las personas con esta afección seguirá prefiriendo estar en un peso corporal bajo y estar muy concentrados en los alimentos y las calorías.

 

Equipo MentalMadrid

MentalMadrid