Es época de exámenes y muchos de nosotros, por diversas circunstancias, andamos corriendo por estudiar aquellos temas que peor llevamos o que no nos ha dado tiempo a mirar. Para ello, buscamos mil y una técnicas de estudio que nos ayuden a estudiar con eficacia y de forma rápida.

Lo ideal es estudiar durante unas horas al día desde que se comienzan las clases para crear el hábito de estudio que tanto nos ha costado conseguir en el curso pasado, pero esto, en ocasiones,  no pueden llevarlo a cabo aquellos estudiantes que compatibilizan el estudio con el trabajo.

Por lo general, los estudiantes suelen buscar consejos o trucos que les permitan aprender técnicas de estudio de forma rápida y eficaz.

Muchas veces, parece que lo mejor es utilizar la memoria sin llegar a comprender lo que estamos leyendo, por ser la técnica donde empleamos menos tiempo. Esta técnica de estudio es la menos eficaz y la que nos juega más malas pasadas ante los temidos exámenes, ya que nuestra memoria se ve afectada por la ansiedad y el estrés, y es aquí donde ocurren los olvidos más bien conocidos como “mente en blanco”.

Para aprender a estudiar con eficacia, lo primero que tenemos que hacer es comprender lo que estamos leyendo. Para comprender, necesitamos conocer el significado de las palabras, entender lo que leemos y distinguir lo necesario. Después de comprenderlo, necesitas asimilarlo. Asimilamos algo cuando lo hacemos propio, como si estuviera en el pensamiento. Esto es de suma importancia pues es estar consciente de para qué se dice algo sobre un tema y por qué se dice. Posteriormente a la asimilación necesitamos  retener la información. La retención de información es una de las funciones principales de la memoria. Para retener la información es necesario comprenderla y organizarla de forma inteligente. Para retenerla, podemos ayudarnos de esquemas, resúmenes, cuadros o dibujos. Finalmente, el último paso para aprender a estudiar es razonar. Se aprende mejor pensando, buscando y encontrando las razones de aquello que hemos leído y que ahora se encuentra en nuestra memoria.

Técnicas de estudio.

Existen multitud de técnicas de estudio para aprender a hacerlo con eficacia:

  1. Subrayar: Primero haz una lectura comprensiva para entender de qué te está hablando el texto. Después se trata de que destaques aquellas partes del texto que sean más importantes. Para que sea más agradable a la vista, puedes utilizar varios colores según la importancia del mismo.
    técnicas de estudio
  2. Realizar tus propios apuntes: Resume los más destacado con tus propias palabras para que así te facilite el recuerdo. Lo ideal es resumir los apuntes al máximo pero sin dejarte ningún dato relevante.

    técnicas de estudio
  3. Esquemas o mapas mentales: Un buen esquema o mapa mental puede ahorrar muchas horas de estudio. Esta técnica es una buena forma de resumen y organización de las ideas. Además de poderla hacer con varias formas y colores, suele ser ideal para tener todos los conceptos anclados a primera vista.

    técnicas de estudio
  4. Test: Es una forma eficaz a la hora de repasar y además te ayudará a saber que temas llevas mejor que otros. Tú puedes crearte tus propios test para saber cómo llevas la lección y que es aquello que necesitas repasar más.
    técnicas de estudio
  5. Reglas Mnemotécnicas: Estas reglas son muy útiles cuando tenemos que recordar listas o números. Estas reglas funcionan asociando conceptos que tenemos que memorizar con otros conceptos que nos resultan más familiares. Un ejemplo de ellas sería coger la primera inicial de aquellas palabras que tengas que memorizar y juntarlas para crear una palabra inventada.técnicas de estudio
  6. Fichas de estudio: Son muy útiles en aquellas materias en las que tenemos que memorizar muchas fechas, números, o vocabularios.

técnicas estudio

Otra de las técnicas de estudio básica y muy necesaria es la organización del estudio. Lo ideal es hacernos un calendario de estudio mirando el tiempo de que disponemos y las materias a estudiar. De esta forma podemos distribuirnos el trabajo y el estudio en relación a los días que tenemos antes del examen.

Equipo MentalMadrid

mentalmadrid