Hoy, 25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia de género, comienza la campaña con el objetivo de llamar a la acción para poner fin a la violencia contra las mujeres  y las niñas del mundo entero. La campaña ÚNETE tiene como iniciativa “pinta el mundo de naranja: pon fin a la violencia contra mujeres y niñas”

¿Desde cuándo está declarado este Día Internacional contra la Violencia de Género?

Desde 1999, a propuesta de la República Dominicana con el apoyo de 60 países. La fecha recuerda el asesinato de las hermanas Mirabal, tres activistas dominicanas cuyos cuerpos aparecieron en el fondo de un acantilado el 25 de Noviembre de 1960.

En la actualidad, la violencia contra la mujer sigue siendo una pandemia global: hasta el 70% de las mujeres sufren violencia en su vida, lo que supone una violación de los derechos humanos.

 A pesar de ser tan frecuente, ¿sabemos realmente identificar la violencia de género?

Es todo acto de violencia basado en la pertenencia a un sexo, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada (según Artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Naciones Unidas, 1994).
La violencia de género no se reduce, ni muchísimo menos, a violencia física. Tiene multitud de formas de expresión:

  • Física: Se refiere a empujones, mordiscos, patadas, puñetazos, etc. Al ser la más visible facilita la toma de conciencia de la víctima, y que sea la más comúnmente reconocida social y jurídicamente.
  • Psicológica: Es la que causa daño emocional. Se refiere al control, amenaza, acoso, humillación, chantaje emocional, rechazo, entre otros. Implica una manipulación en la que incluso la indiferencia o el silencio provocan en ella sentimientos de culpa e indefensión que anulan su autoestima, incrementando el control y la dominación del agresor sobre la víctima, que es el objetivo último de la violencia de género. Aparece inevitablemente siempre que hay otro tipo de violencia, ya que cualquier conducta que atente contra la integridad psíquica y emocional de la mujer se considera maltrato psicológico.

violencia de genero

  • Sexual: Es cualquier acto realizado sin consentimiento de la mujer, con independencia de que el agresor guarde o no relación de parentesco con ella. Son el exhibicionismo, los insultos sexistas, el acoso, la violación o la tentativa, el tráfico de mujeres y niñas con fines de explotación, prostitución y comercio sexual. Hasta hace relativamente poco tiempo, la legislación y los jueces no consideraban este tipo de agresiones como tales si se producían dentro del matrimonio.
  • Económica y patrimonial: Son manifestaciones el administrar los recursos sin consultar ni dar cuentas a ella, el impedirle acceder al dinero que ella gana, etc.
  • Social: El agresor limita los contactos de su pareja, aislándola de su entorno y limitando así un apoyo social de vital importancia. Incluye la humillación, ridiculización, descalificación y burla en público, así como la seducción a otras mujeres en su presencia, etc.
  • Simbólica: La que a través de mensajes o valores transmita dominación y desigualdad.

¿En qué ámbitos de la vida puede ocurrir?

La violencia de género puede manifestarse en cualquier ámbito, ya sea doméstico, institucional, laboral, etc.

En este post vamos a prestar especial atención a la violencia de pareja/expareja:

Comprende todas las formas de maltrato referidas anteriormente (psicológico, económico, social, físico y sexual) y es una de las que mayor alarma social está generando, debido a la magnitud del fenómeno. Los hombres que ejercen este tipo de violencia pueden tener una buena imagen pública, y ser inclusos seductores y atractivos en los espacios sociales. Por este motivo, este maltrato a veces pasa desapercibido para las personas que rodean a la mujer.

Los malos tratos se ocultan tanto por los maltratadores como por las víctimas.  Ellas sienten vergüenza de no ser capaces de pararlo ni de protegerse a sí mismas y a sus hijos. Se sienten culpables de haberles elegido como pareja o incluso de no haber podido cambiarles. Estos sentimientos les impiden contar lo que les pasa, llevándoles a minimizar o negar la violencia.

violencia

Motivos por los que intentan justificar el maltrato

Habitualmente se trata de dar explicación a este tipo de violencia atendiendo a:

  • Características personales del agresor (trastorno mental, adicciones).
  • Características de la víctima (masoquismo, o que “lo busca, le provoca, es manipuladora…”).
  • Circunstancias externas (estrés laboral, problemas económicos).
  • Los celos (“crimen pasional”).
  • La incapacidad del agresor para controlar sus impulsos.
  • Además existe la creencia generalizada de que estas víctimas y sus agresores son parejas mal avenidas (“siempre estaban peleando y discutiendo”), de bajo nivel sociocultural y económico, inmigrantes…

Debemos desmitificar estos puntos: aquellos hombres que son alcohólicos y maltratan a sus mujeres, no tienen, generalmente, problemas o peleas con otros hombres. Además el estrés laboral o de cualquier tipo afecta a hombres y mujeres, y no todos se vuelven violentos con su pareja. En el fondo, estas justificaciones buscan reducir la responsabilidad y la culpa del agresor.

¿Por qué continúan la relación?

El modelo más utilizado por los profesionales actualmente para explicar posiblemente la causa de la continuación de la relación consta de 3 fases:

  • Primera fase de Acumulación de la Tensión, en la que la víctima percibe claramente cómo el agresor va volviéndose más susceptible, respondiendo con más agresividad y encontrando motivos de conflicto en cada situación.
  • Segunda fase que supone el Estallido de la Tensión, en la que la violencia finalmente explota, dando lugar a la agresión.
  • Tercera fase, denominada de “Luna de Miel” o Arrepentimiento, en la que el agresor pide disculpas a la víctima, le hace regalos y trata de mostrar su arrepentimiento. Esta fase va reduciéndose con el tiempo, siendo cada vez más breve y llegando a desaparecer.

violencia

Este ciclo, en el que a la agresión le sigue el arrepentimiento, fomenta en la víctima la ilusión del cambio, pudiendo esto explicar la continuidad de la relación por parte de la mujer.

La violencia psicológica no aparece de manera puntual, sino a lo largo de un proceso que pretende el sometimiento y control de la pareja.

violencia psicologica de genero

¿Qué consecuencias psicológicas presentará una mujer maltratada?

El síndrome de la mujer maltratada, se define como una adaptación a la situación aversiva, en la que la víctima ve incrementada su habilidad para afrontar los estímulos adversos y minimizar el dolor, además de presentar distorsiones cognitivas (como la minimización, negación o disociación, cambiando la forma de verse a sí mismas, a los demás y al mundo). También pueden desarrollar los síntomas del trastorno de estrés postraumático (re-experimentación del suceso traumático, evitación de situaciones asociadas al maltrato, aumento de la ansiedad, pesadillas en las que reviven lo pasado, hipervigilancia, problemas de concentración), sentimientos depresivos, rabia, baja autoestima, culpa y rencor; y suelen presentar problemas somáticos, disfunciones sexuales, conductas adictivas y dificultades en sus relaciones personales.

¿Cómo podemos intervenir?

El principal camino para acabar con la violencia de género es la prevención. Necesitamos un cambio global en la forma de ver las relaciones, necesitamos cuestionar los roles y estereotipos, el lenguaje, etc. Estos cambios deben partir de las personas adultas para transmitirlo eficazmente a niños y niñas.

Además, tú puedes prevenir y evitar implicarte en una relación que puede llegar a ser violenta:

  • Detecta manipulaciones, desconfía de promesas sin sentido, ten claro que decir que “no” a algo no es negociable, aléjate cuando esa persona se te acerca y te dice que le debes algo. Es muy importante confiar en tu intuición.
  • Valora tus propias ideas respecto al amor y la pareja, el papel de la mujer en la misma, a qué se debe renunciar por amor, etc.
  • Conócete a ti misma y ten claro tus valores. Si los valores de la otra persona entran en conflicto con los tuyos, reconócelo y no aceptes nunca renunciar a aquello que es importante para ti.

violencia 5

Si sientes que estás siendo maltratada llama al 016: Atención a víctimas de malos tratos.

Equipo MentalMadrid

MentalMadrid